sábado, 5 de noviembre de 2011

Conversaciones en torno a la dirección coral. III parte

CONVERSACIONES EN TORNO A LA DIRECCIÓN CORAL (Guillermo Cárdenas D.)

II. CUALIDADES QUE PUEDEN HACER POSIBLE EL ARTE CORAL (parte II)
EXPRESIVIDAD Y FRASE MUSICAL

Expresivo”, según el Diccionario0 de la Música de Michel Brenet, significa “que exterioriza claramente los sentimientos contenidos en el texto musical” y según el Diccionario de la Lengua Española, de la Real Academia Española, “expresivo” se explica como “dicho de cualquier manifestación mímica, oral, escrita, musical o plástica: que muestra con viveza los sentimientos de la persona que se manifiesta por aquellos medios”.
El “sentimiento” define a la interpretación artística musical en ambas acepciones y no podría ser de otra manera porque el arte, la ciencia y en general el conocimiento y la experiencia humana forman un todo coherente y consistente, puesto que derivan de una raíz común: el espíritu del hombre. Por ende, la expresividad es una manifestación espiritual del sentimiento, que enriquece y otorga excelencia a la interpretación musical.
En el arte coral, al igual que en toda la música, el sentimiento no se puede separar de la expresividad. La forma de demostrar ese sentimiento está íntimamente relacionada con la cultura, con la intuición y con el placer de cantar. No obstante, ellos no son los únicos valores de nuestra personalidad que intervienen en la expresividad y que determinan la calidad artística de nuestro trabajo profesional.
La “fantasía” que es como un sexto sentido para el hombre, se agrega a la expresión espiritual de los “sentimientos”, se yuxtapone meritoriamente con tener intuición y placer para cantar, todo lo cual determina la calidad de las interpretaciones, así como la forma de expresarnos musicalmente con nuestros coros.
Cuando empezamos a hablar de “sentimiento” en relación al texto y la música, estamos refiriéndonos a interpretación musical, es decir a “hacer música”, que para los intérpretes es trabajar para un resultado total, hacia una amalgama de factores, hacia una obra artística acabada. Ello es lo principal de nuestra conversación. Y en este intento no podemos confundirnos al utilizar procedimientos analíticos dentro del método global de concepción musical.
En esta dirección, vamos a empezar a hablar de ”frase”. Voy a iniciar el tema repitiendo un elocuente y original pensamiento del famoso director norteamericano Robert Shaw, quien hace mucha años, en una clase magistral expresó: “la frase” es un montón de notas que buscan un lugar donde sentarse”... la ingeniosa ocurrencia del maestro sigue enseñándonos una gran verdad, ya que ese montón de notas tiene valores diferentes, funciones armónicas diferentes, alturas diferentes, etc. Hay en la frase circunstancias rítmicas, melódicas, armónicas insustituibles en el arte coral..
Ustedes saben que el maestro Shaw tenía y tiene toda la razón. Lo más difícil es cantar la última nota de una frase. Debe ésta resumir toda la intención del trozo y ser expresada con vitalidad cualquiera sea su grado de matiz. La mayoría de las veces esta nota no debe ser acentuada. Pero, también es bueno pensar “en la primera nota”, que “siempre es y será una semilla y no un árbol.
Sigamos conversando sobre la “frase musical”, cuyas cualidades también son válidas para el “inciso”.
En su interpretación, siempre se estará yendo hacia un punto culminante o se estará alejando de él, constantemente, en todas las obras.
Se debe buscar el sentido anacrúsico de los párrafos musicales y sobre esa base hacer las acentuaciones.
La música es el arte del tiempo, transcurre, deviene. El arte sonoro ocupa tiempo. Interpretar es moverse en el tiempo. Moverse en el espacio es fácil, pero los músicos nos movemos en e tiempo… es un abstracción difícil.
El tiempo es divisible, tiene relación con los ciclos, con la recurrencia, con la periodicidad en todas sus formas (día, noche – las estaciones – los latidos. Al respecto, la obra, la producción musical es posible gracias a dos contradicciones: 1.- el tiempo es divisible; 2.- el tiempo no es divisible.
1.- El tiempo es divisible, tiene relación con los ciclos, con la recurrencia, con la periodicidad, en todas las forma ( día – noche – invierno – verano…)
Si la música está dentro del tiempo esta periodicidad, esta divisibilidad constituye un fundamento de la organización musical.
2.- El tiempo no es divisible, fluye como un río, como la vida misma hasta que termina.
Tal como tenemos conciencia de estas contradicciones sabemos que cualquier instante medible en el tiempo no tiene igualdad con otro período.
( lo menos importante de una Cantata de Bach es su duración y, sin embargo, a veces en un tiempo muy breve puede haber todo un mensaje.

Conclusión

el tiempo es divisible pero su significado no puede ser atado a su divisibilidad”

¿Qué significación tendría el climax de una obra sin los momentos que le preceden o suceden?

De todas formas, la concepción global, unitaria de la música no debe ser perdida jamás. Esto es lo verdaderamente importante.

Un coro debe tratar de ser comprendido siempre, textual y musicalmente, en todas las formas. Sin embargo la música siempre será más importante que las palabras..

Muchas veces las palabras que más significan no significan nada.

Generalmente hay que romper las palabras en sonidos que pueden tener un significado superior a la palabra misma. Lo esencial es la comprensión de los sonidos, para los cuales la notación es un símbolo

Los sonidos de las notas no representan nada en forma aislada, es su relación de conjunto, es su interdependencia, es su existencia cooperativa, fraterna, en donde los sonidos adquieren categoría de arte. Esta relación de empatía entre los sonidos se da ya en la frase musical y, también, en el inicio con el motivo, la pequeña frase

Tal como en un cuadro no siempre el rojo sugiere alegría, ni el blanco inocencia, en una obra coral cualquier tonalidad mayor significara exaltación o júbilo, ni una menor, tristeza.

Tenemos que entender que lo bello en la música es algo específicamente musical.

El rasgo melódico ascendente debe cantarse en cresc. y el descendente en diminuendo . (no se aplica en fragmentos largos ni para efectos dramáticos, que suelen ser contrarios a esta regla)

En polifonía; distinguir lo esencial de lo secundario; destacar una línea temática sobre un fondo armónico; aparte de la voz principal; destacar línea cantabile de acompañamiento por sobre otras acompañantes . En general, prima el sentimiento que la música refleja del texto.

El elemento “prístino” del arte coral es el sonido agradable; su esencia, el ritmo (ritmo en logrande y en lo menudo)

El canto expresivo, que nace del sentimiento, no sólo hace vibrar nuestro cuerpo cuando cantamos, sino también el de quien nos escucha.. . Cuando tú cantas, el sonido que hace vibrar tu cabeza, hace vibrar la mía; el sonido que es impulsado desde tu vientre va a golpear el mío. A la vez, si el sonido de tu voz es muy sordo para hacer vibrar tu cuerpo, mi propio cuerpo quedará sordo e indiferente.

El término “frase” e inclusive “inciso” significan más que una línea grande o pequeña, en ambas para su interpretación, hay que considerar pulso – duración – acentos – movimiento – dinámica – agógica – carácter – tonalidad - etc.

Clasifiquemos los conceptos de lo general a lo particular:

PULSO:

( No es posible encontrarlo por medio del metrónomo, el “pulso” es personal y es más un factor melódico que rítmico.)
no es necesariamente el modo en que respira un trozo – no es pulsación interior. En algún lugar entre los dos está el pulso el tiempo – o la medida del tiempo – puede mantenerse y el pulso cambiar
Es difícil de definir y de de analizar… el pulso en blancas pensar en negras o corcheas, el pulso en negra pensar en corcheas o semicorcheas…
Una de las cosas interesantes es comprender qué pasa con el pulso en los “accellerando” y rallentando”.
El contenido de la música son formas sonoras en movimiento

DURACIÓN:

Es un múltiplo del pulso. La única manera de captar a duración es “por cuantos pulsos dura”.
En canto, la duración tiene relación con la emisión (fonación)
El problema es que el canto moviéndose en el tiempo, primero tiene que denotar diferencias y, en seguida, hay que darle vida completa, lo cual significa que hay que vitalizarlo intelectualmente. Por ejemplo, como ya hicimos referencia, nace y siempre hay que darle vida hasta la última nota, que no significa acentuarla. El acto físico de cantar es fatigante, igual lo es el cambio de color vocal)
Cada nota en el instante de su emisión debe llevar inevitablemente un impulso afectivo de duración. Este impulso determina formas dinámicas (acentos y matices)
Cuando hay dos vocales en una nota, cada sonido debe ser regulado timbrísticamente, generalmente la vocal llena predomina en su duración. En el canto la duración tiene relación directa con la fonación.
El contenido de la música está constituido por formas sonoras en movimiento.
La finalidad del músico es hacer el tiempo hermoso y significativo.

- - - - - - - - - - - - - - O- - - - - - - - - - - - - - - - -

Dirigir un coro significa aunar y guiar una agrupación de cantantes, desde las prácticas y ensayos iniciales hasta la interpretación cabal de las obras. Esta conducción se hace mediante una actitud de compostura en la actitud y el semblante y medidos gestos de manos y brazos. De igual manera, la mirada puede influir en el ánimo y la entrega a la interpretación musical de los dirigidos.

El canto coral constituye una experiencia gozosa que otorga un bienestar individual y social en todas las sociedades y culturas, porque él se halla en la esencia de nuestro ser y es un rasgo distintivo de nuestra naturaleza humana” (Stephen Collins)

Aun si el director coral es un genio y posee una visión muy especial de la partitura, la calidad del resultado musical depende de los cantantes. Por lo cual, en la mayoría de las veces, el director debe ser un luthier”

Octubre de 2011 – Lima. Perú

2 comentarios:

Anónimo dijo...

cómo me contacto con el maestro cárdenas para pedirle más información

paz y bien dijo...

El email del maestro Guillermo Cárdenas es:
ghcardenasd@gmail.com