martes, 11 de octubre de 2011

Exequias de Monseñor Manuel Prado Pérez-Rosas

La misa de exequias de Monseñor Manuel Prado Pérez- Rosas, quien fuera Arzobispo de Trujillo durante 22 años, fue muy solemne.

Providencialmente, el coro mixto de la UPAO se encontraba en Lima para el Festival internacional de coros y pudo despedir a su maestro, amigo y guía espiritual. Pues Monseñor Manuel siempre lúcido y evangelizador tuvo palabras para nosotros, gestos de apoyo y reproche cuando eran necesarios.

A la misa se acercaron fieles de Trujillo, más de 20 sacerdotes de nuestra arquidiócesis (algunos de ellos ordenador o amigos de Monseñor)- El féretro, como en la misa de exequias de todo sacerdote estuvo mirando hacia el público, y cubierta con la estola y la casulla, traídas especialmente desde Trujillo por sus discípulos (Monseñor Ronald La Barrera y Ricardo Cueva). Ellos también quisieron llevarlo en hombros hasta la carroza.
Al inicio de la ceremonia Monseñor Ricardo Angulo leyó una breve biografía de Monseñor Manuel. La ceremonia estuvo concelebrada por los obispos de varias diócesis del Perú y presidida por Monseñor Miguel Cabrejos. Él resaltó tres cualidades de Monseñor Manuel: silencio, humildad y grandeza, cualidades que sólo tienen los hombres de fe, los hombres que son capaces de hacerse a un lado por la confianza que tienen en los demás. También resaltó su incansable labor de pastoral.

El coro UPAO cantó algunas de sus canciones más sentidas, con la tristeza de su partida y con la certeza que su morada ya es el cielo.

¡Gracias Dios nuestro por habernos dado la oportunidad de cantar en esta misa de exequias y por habernos dado a Monseñor Manuel como amigo y maestro!

Videos en youtube:
Ave Verum Corpus (Mozart): http://youtu.be/9htWLFk7UG8
Panis Angelicus (Franck): http://youtu.be/8FG1RKkjwTU
Ave María (Schubert): http://youtu.be/6JNmXeYRUGg

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Grande, Monseñor Manuel.

Siempre tenía la palabra correcta en el momento correcto; hasta vía email nos aconsejaba. Dios lo tenga en su gloria.

paz y bien dijo...

Gracias por tu comentario, nosotros también lo estimábamos mucho y recibimos de él consejos y respeto.