domingo, 8 de enero de 2012

La Epifanía del Señor 2011

Ayer participamos de la misa de cuerpo presente de la Sra. Marina Leticia Morillo Vda de Santa María, integrante activa de nuestra parroquia y madre de Alicia, quien también es integrante de los grupos parroquiales. La misa fue en el templo de Fátima y hasta allá acudió el padre Martínez con varios de nosotros para acompañar la partida a la casa del Padre de nuestra hermana. Ella a sus 92 años fue padre y madre de sus hijos durante los 30 años que quedó viuda y los sacó adelante con tesón.

Hoy damos vuelta a la página y celebramos la vida, la manifestación de Dios que se hace humano, el Dios con nosotros al que adoraron los reyes magos. Y con esta fiesta termina el tiempo de fiesta, ya empezamos a guardar el nacimiento, los adornos y los hacemos la pregunta ¿qué le ofrendo he ofrendado al Señor? no fue oro, incienso y mirra como los magos, sino mi fe, mi vida, mi postración. ¿Y qué es la postración? es el signo de adoración a Dios hecho humano en todo, menos en el pecado.

Cantos de hoy:

  • Entrada: Este es el día del Señor
  • Piedad: Ten piedad (chileno)
  • Gloria: Gloria al Señor
  • Aleluya: La diestra del Señor
  • Ofertorio: Ofrenda de amor
  • Santo: Santo marinera
  • Paz: Hazme tú Señor instrumento de tu paz
  • Comunión: El profeta (antes que te formaras)
  • Salida: Te damos gracias Señor
La primera foto es de hoy, pero las dos fotos siguientes son de mi pequeño viaje a Piura para la misa de mi abuelita Teresa (el 4) y la misa de mi tío abuelo Justo (el 5). Encontré un bello nacimiento en la parroquia María Auxiliadora y un niño Dios grande y muy inspirador en esta fecha.

Como dato interesante les contaremos que hemos empezado a aderezar nuestros desayunos del coro con la Palabra de Dios: la primera fue el salmo de hoy "Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios" (salmo 71) y la segunda lectura es para los esposos de inicio de año, como jalón de orejas. Las esposas deben leer este proverbio en masculino y los esposos lo leerán normal, aunque también les va a  l@s solter@s.

PROVERBIO 5: La mujer fácil perdición del hombre.

1 Atiende a mi sabiduría, hijo mío; presta atención a mi inteligencia. 2 Así sabrás ser discreto y podrás hablar con conocimiento. 3 Pues la mujer ajena habla con dulzura y su voz es más suave que el aceite; 4 pero termina siendo más amarga que el ajenjo y más cortante que una espada de dos filos.

5 Andar con ella conduce a la muerte; sus pasos llevan directamente al sepulcro. 6 A ella no le importa el camino de la vida ni se fija en lo seguro de tus pasos.

7 Por lo tanto, hijo mío, atiéndeme, no te apartes de mis enseñanzas. 8 Aléjate de la mujer ajena; ni siquiera te acerques a la puerta de tu casa, 9 para que no pierdas la riqueza de tus años en manos de gente extraña y cruel; 10 para que ningún extraño se llene con el fruto de tu esfuerzo y tu trabajo. 11 De lo contrario, acabarás por lamentarlo cuando tu cuerpo se consuma poco a poco. 12 Y dirás: "¡Cómo pude despreciar la corrección! ¡Cómo pude rechazar las represiones! 13 ¡No quise escuchar a mis maestros, no atendí a los que me instruían, 14 y por poco llego al colmo de la desgracia ante la comunidad entera!"

15 Calma tu sed con el agua que brota de tu propio pozo. 16 No derrames el agua de tu manantial; no la desperdicies derramándola por la calle. 17 Pozo y agua son tuyos, y de nadie más; ¡no los compartas con extraños! 18 Bendita sea tu propia fuente! ¡Goza con tu compañera de juventud, 19 delicada y amorosa cervatilla! ¡Que nunca te falten sus caricias! ¡Que siempre te envuelva con su amor!

20 ¿Por qué enredarte, hijo mío, con la mujer ajena? ¿Por qué arrojarte en brazos de una extraña? 21 El Señor está pendiente de la conducta del hombre; no pierde de vista ninguno de sus pasos. 22 Al malvado lo atrapa su propia maldad; su propio pecado lo sujeta como un lazo.  23 Su indisciplina lo llevará a la muerte; su gran necedad, a la perdición.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Recomiendo leer la continuación de este proverbio que es proverbio 7

paz y bien dijo...

gracias por la recomendación.
ya lo leí, está bastante fuertecito pero es cierto.